Preguntas frecuentes

Marcar la Casilla Empresa Solidaria no tiene ningún coste. Es un gesto libre, gratuito y altruista por parte de la empresa que decide destinar el 0,7% de la cuota íntegra de su declaración del Impuesto de Sociedades al apoyo a una causa solidaria, en este caso, la ayuda al Tercer Sector.

Con la marcación de la Casilla Empresa Solidaria las empresas demuestran estar alineadas con las metas de la Agenda 2030 y contribuir con los 17 ODS, favoreciendo que se destinen más recursos a proyectos sociales concretos a favor de los colectivos en situación de vulnerabilidad, permitiendo luchar contra la pobreza, la discriminación y la desigualdad y apoyando así a millones de personas.

Entre los principales Objetivos de Desarrollo Sostenible sobre los que incide la marcación de la casilla de fines sociales del Impuesto de Sociedades se encuentran la erradicación de la pobreza (ODS 1), la reducción de las desigualdades (ODS 10), la contribución a la igualdad de género (ODS 5), la creación de empleo de calidad (ODS 8), la inversión en prosperidad, paz y sostenibilidad (ODS 16) y la cooperación entre diferentes actores sociales para alcanzar el resto de metas planteadas por Naciones Unidas (ODS 17).

Las empresas que ya han marcado o tienen previsto marcar la Casilla Empresa Solidaria. Empresas que toman conciencia de los límites del sistema actual y de la necesidad de transformar sus fundamentos, estableciendo un equilibrio entre el impacto financiero y el social. Las empresas que contribuyen y colaboran con el Tercer Sector a través de la Casilla Empresa Solidaria del Impuesto de Sociedades y que generan un impacto positivo en la sociedad.

Empresas que se implican directamente en la transformación social, igualitaria e inclusiva, que deciden poner de manifiesto el nuevo contexto de interrelación entre las empresas y el Tercer Sector demostrando que ambos agentes comparten intenciones y objetivos, con el valor social como principal palanca del cambio.

La Casilla Empresa Solidaria es una medida con la que todas las partes ganan. Si pensamos en los beneficios tan amplios que tiene el hecho de marcar la Casilla Empresa Solidaria, podemos afirmar que es la sociedad al completo la que sale favorecida.

Esta acción es beneficiosa tanto para quienes inician esta apuesta por la reconstrucción social, las empresas que marca la Casilla Empresa Solidaria, como para la sociedad en sí misma, que avanza en el cambio que necesita.

Las empresas, con este gesto tan sencillo, ponen de manifiesto la coherencia con sus valores y tienen la oportunidad perfecta para contribuir directamente a la transformación social que es más necesaria que nunca, en un contexto de incertidumbre agravado por la realidad post pandémica y un entorno global afectado por la situación de guerra de Ucrania. Su decisión genera también valor social y reputación ya que conlleva una aportación real dentro de sus medidas de responsabilidad social corporativa en un momento en el que la sociedad demanda acciones con impacto positivo directo.

Marcar la Casilla Empresa Solidaria contribuye, además, a crear un marco de alianzas y cooperación social, estable y sostenible entre empresas y organizaciones no lucrativas cuyo compromiso mutuo es beneficioso para la sociedad en su conjunto.

En la actualidad existen en España 12,5 millones de personas víctimas de la pobreza o exclusión social, una cifra que ha aumentado en los últimos años debido a las graves consecuencias económicas y sociales provocadas por la crisis sanitaria y que representa el 26,4% de la población española. Las brechas se han hecho más profundas, apareciendo nuevas colectividades que requieren de apoyo e incrementándose las demandas sociales atendidas por el Tercer Sector, que tiene que hacer frente a una situación inédita.

En un momento social tan complejo como el actual, el Tercer Sector se convierte en un apoyo esencial para acometer la transformación social y asumir el reto colectivo de construir sociedades más justas.

Aquellas empresas que marquen la Casilla Empresa Solidaria formarán parte del cambio social requerido al posibilitar que el Tercer Sector cuente con un impulso extra por parte del Estado y pueda desarrollar proyectos que repercutan en el bienestar social de los colectivos en situación de vulnerabilidad.

Ninguna empresa está obligada a marcar la Casilla Empresa Solidaria. Se trata de un acto altruista, voluntario, completamente libre y gratuito que tiene un claro impacto positivo sobre la sociedad y, principalmente, sobre las personas en situación de vulnerabilidad.

La Casilla Empresa Solidaria está disponible en dos modelos del Impuesto de Sociedades: el 200 y el 220. En la declaración de este tributo, aparece incluida en el apartado ’otros caracteres – fines sociales’. Y concretamente, en la casilla 00073 (dentro del modelo 200) o bien en la 069 (en el modelo 220).

En la presente campaña, aplicando un 0,7% a la recaudación del Impuesto de Sociedades de 2021 prevista por el Ministerio de Hacienda, si todas las empresas marcaran la Casilla Empresa Solidaria en la declaración de este tributo el máximo importe que se podría obtener sería de 186 millones de euros.

En la primera campaña en la que la medida estaba disponible, correspondiente al ejercicio fiscal de 2018, la recaudación obtenida a través de la Casilla Empresa Solidaria superó los 24 millones de euros. Esta cantidad ha ido aumentando en los ejercicios posteriores, recaudando un total de 33 y 36,3 millones de euros en 2019 y 2020 respectivamente. Sin embargo, estas cantidades están muy lejos del total de recursos que se podrían recaudar.

La Casilla Empresa Solidaria del Impuesto de Sociedades se puede marcar durante el periodo de presentación de este tributo, dentro de los 25 días naturales siguientes a los seis meses posteriores a la conclusión del período impositivo. En concreto, entre el 1 y el 25 de julio de 2022.

En el apartado ‘Comparte y descarga’ de esta web, tienes a tu disposición diversos materiales que puedes descargar y utilizar libremente en tus canales de comunicación y difusión para acompañar tu mensaje en favor de la Casilla Empresa Solidaria del Impuesto de Sociedades.